Este sector con 126.842 empresas representa un 5,8% del PIB español y da empleo a 1.244.077 de personas, siendo esto el 6,5%  del total de personas con empleo en España.

Avanzar hacia la sostenibilidad ofrece una gran variedad de oportunidades para las entidades que adopten acciones específicas para ello.

La Construcción y la Ingeniería Civil es un sector que tiene un peso significativo en la economía española tal y como muestran los datos recogidos en la publicación de la Red Española de Pacto Mundial “El sector construcción e ingeniería civil: contribuyendo a la agenda 2030”. Según esta publicación, este sector con 126.842 empresas representa un 5,8% del PIB español y da empleo a 1.244.077 de personas, siendo esto el 6,5%  del total de personas con empleo en España. Con estos datos, es importante que la sostenibilidad y la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030 sean una realidad en un sector tan relevante en España.

Avanzar hacia la sostenibilidad ofrece una gran variedad de oportunidades para las entidades que adopten acciones específicas para ello. Actualmente, el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia del Gobierno de España, destinará 6.802 millones de euros a la rehabilitación de viviendas y a regenerar las urbes, y otros 6.667 millones de euros para fomentar la movilidad sostenible, segura y conectada. Además, hay una tendencia muy positiva sobre la inversión en ciudades inteligentes con un incremento notable del 18,9% en 2020 respecto a 2019, llegando a alcanzar los 114.000 millones de euros en 2020 (Worldwide Smart Cities Spending Guide, IDC Trackers). Otra oportunidad a tener en cuenta es la mejora de las edificaciones existentes, sobre todo viviendas, hacia la eficiencia energética a través de la rehabilitación y readecuación de las mismas.

Todo lo anterior no puede llegar a conseguirse sin antes asumir los principales retos que tiene el sector para avanzar hacia el desarrollo sostenible. Se debe asumir la importancia de reducir los impactos medioambientales, así como mejorar la salud y la seguridad laboral de todas las personas que trabajan en el sector. Otro gran reto que queda por alcanzar es la igualdad de género en un oficio predominantemente masculino, tomando medidas para la reducción de la brecha salarial e impulsando el empoderamiento de la mujer, implementando para ello políticas y acciones encaminadas hacia estos objetivos.

Pese a los retos que aún se deben vencer, las oportunidades que se abren al sector ofrecen un camino para lograr el deseado fin común: la sostenibilidad.

Fuente: Pacto Mundial Red Española – Leer noticia

¿Hablamos sobre tu Agenda 2030?

Contáctanos